Obra lúdico sensorial con Andrea “La Chusa Ordóñez”

Todos los seres humanos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas la necesidad de volar, la curiosidad de sentir como el cuerpo flota y se deja atravesar por las ondas en el aire; y por ende palpar el misterio de tocar el cielo, de enredarnos con las constelaciones, de ser parte del aire y de lo infinito.

 En “Soy Aire”, obra lúdico – sensorial, nos encontramos con Lula, que es una metáfora del sentimiento de trascender a lo terrenal en el cuerpo de una oruga que quiere volar, para lo cual debe primero plantearse una serie de preguntas en torno al porqué de su existencia en el universo, tales como: ¿Qué pasará cuando crezca?, ¿Estaré pegada a la tierra durante toda mi vida?, ¿Será posible volar como otros seres vivos del planeta? Estas interrogantes la llevan a realizar un entretenido y a veces confuso viaje por las contradicciones de los sentimientos universales como el amor, el dolor o la ira. 

En su peregrinaje por diferentes lugares del cosmos se encuentra con un pájaro que le muestra sus alas y de ellas se desprende el sentido de la libertad, o en un momento determinado viaja en un avión de papel que le permite sentir lo frágil que podemos ser frente a las fuerzas de la naturaleza, o por el contrario lo sensibles al momento de abordar un globo aerostático para surcar el mundo. Lula desconoce de su capacidad de adentrarse en otros confines de la realidad, y es al final de la obra cuando su deseo se cumple, la indefensa Lula se convierte en una esplendorosa mariposa multicolor que se eleva y viaja por los aires. “Soy Aire nos incentiva a creer en nosotros mismos y a siempre perseverar. Obra recomendada para niños a partir de 0 años de edad.

Con música en vivo de “Compita” Betancourt y bajo la dirección de Xavier Palma.


FUNCIONES: DEL 02 AL 24 DE FEBRERO

HORARIOS: SÁBADO Y DOMINGO 11H30

ENTRADA PROMOCIONAL INFANTIL: $7 DÓLARES